Enfermedad mental grave que se caracteriza por una alteración global de la personalidad, acompañada de un trastorno grave del sentido de la realidad.