Prueba en la que se registra la actividad del corazón durante todo un día, para detectar arritmia que aparezca al realizar cualquier actividad.