Cantidad excesiva de glucosa en la sangre.