Disminución importante del tamaño de una célula y del órgano del que forma parte debido a la pérdida de masa celular. Las células atróficas no están muertas solo ha disminuido su función.